Archivo de February, 2016

El sonido ambiental influye en las capacidades musicales del cerebro

Investigadores de la Universidad Complutense de Madrid han desarrollado una teoría que explica la influencia de los sonidos del ambiente en el proceso de estimulación acústica. El estudio incorpora aspectos de la antropología, la historia o la neurociencia para afirmar que los sonidos que acompañaron a Mozart determinaron su manera de componer.

Los sonidos nos rodean desde antes del nacimiento. Estos sonidos influyen en la formación del ser humano, desde el punto de vista antropológico, cultural y neurológico. Por eso explica este trabajo que los sonidos del ambiente modelan las capacidades musicales del cerebro.

El autor principal del estudio, Javier Campos Calvo-Sotelo, publicado en Psychology of Music, explica que las influencias se dan desde antes del nacimiento, aunque luego se van modificando. Según la teoría, hay una afinidad sónica en cada persona que va cambiando por los estímulos ambientales. El papel de los progenitores, sobre todo el de la madre, resulta fundamental. En este sentido la voz materna y el ambiente del hogar ejercen la mayor influencia.

El ambiente que rodeó a Mozart era de pájaros, voces humanas, carros con ruedas metálicas… Dice otro estudioso, el compositor Murray Schafer, que existe una correlación entre estos sonidos y la música compuesta por él, con frecuencias medias y altas y con tonos graves muy ligeros.

Otro ejemplo. La maquinaria industrial del siglo XIX afecta a Rossini, que compone unas óperas con ritmo fuerte. Y el rock está asociado a motores de combustión, motocicletas, taladros, golpes de martillo, máquinas mezcladoras de cemento y el metro, elementos urbanos y típicos de la sociedad en la que nace, en los siglos XX y XXI.

“El estudio plantea la existencia de una afinidad sónica que obedecería a una serie de causas funcionales dentro de la lógica de la evolución de la especie humana”, sostiene Campos en su artículo.


Día del Implante Coclear

El 25 de febrero se celebra el Día Internacional del Implante Coclear. En España existen más de 4.000 niños con implante coclear. Para “celebrar” tal fecha, la Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España (AICE) organiza ese día y el siguiente las Jornadas de Educación e Implante Coclear: Bilingüismo, Adolescencia y Universidad. La cita será en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en el Paseo del Prado, 18 y “Clave atención a la deficiencia auditiva” contribuye en el patrocinio de la actividad.

El amplio programa ofrece una charla interactiva de Michael Douglas sobre el bilingüismo oral de distintos idiomas con los implantados cocleares. Douglas es licenciado, patólogo del habla y lenguaje y con certificado en Terapia Auditiva Verbal. Su conferencia tiene especial atención en un país, España, donde está instalado el bilingüismo en algunas comunidades autónomas.

Se completan las jornadas con la presentación de la edición española del libro Adolescentes con Implante Coclear a cargo de Mª Teresa Amat; Diana Harbor, de The Ear Foundation (Gran Bretaña), con su ponencia “Capacidades de los jóvenes sordos con implante coclear”; Carmen Abascal, de la Fundación Oír Es Clave, con “Inclusión para todos”, doctor Héctor Vallés, ORL del Hospital Universitario Lozano Blesa de Zaragoza con “El impacto del ruido en las sorderas”; la presentación de la campaña “El ruido y los jóvenes”; y la mesa redonda “La integración de los jóvenes sordos en las Universidades Españolas”, con Ángela Alcalá, de la Universidad de Zaragoza, y Celeste Asensi, de la Universidad de Valencia

Las actividades están concebidas para logopedas, rehabilitadores y terapeutas de lenguaje, psicólogos, profesores, trabajadores sociales, padres de niños con discapacidad auditiva, jóvenes sordos y sus familias

En España hay más de 10.000 implantados cocleares. De ellos el 40% son niños. Consciente de que hay que poner el foco en la infancia, la Fundación Oír es Clave dispone de un centro pionero en Europa para la atención integral a niños y niñas con cualquier tipo discapacidad auditiva de 0 a 6 años y sus familias.


¿Triunfaría ahora un sordo como Goya en ARCO?

Madrid celebra del 24 al 28 de febrero la 35 edición de ARCO, una de las ferias de arte con más renombre en el panorama internacional. El gozoso encuentro con el talento y la novedad no puede hacer olvidar que el acceso de las personas con discapacidad auditiva al mundo de la creación es un obstáculo la mayoría de las veces insalvable.

Francisco de Goya
(1746-1828) es el paradigma del pintor con deficiencia auditiva. De hecho, la residencia donde gestó sus pinturas negras es conocida como la Quinta del Sordo. Su sordera deriva de una enfermedad que contrajo en 1793, durante un viaje a Andalucía y provocó que abandonara cuatro años después la dirección de Pintura de la Academia de San Fernando. Es lugar común que su sordera le atormentaba tanto que influyó en la oscuridad de sus últimos cuadros.

Otro caso llamativo lo protagoniza David Hockney, considerado el artista británico de mayor influencia del siglo XX. En 1970, cuando contaba con 32 años, su audición comienza a empeorar como resultado de un problema congénito. En 1993, Hockney busca infructuosamente modelos llenos de color, como su propia obra, hasta que Beltone Electronics se los hace. Así se abrió la puerta al color y a la personalización de audífonos y moldes.

Un ejemplo más cercano lo tenemos en Juan López Fernández, más conocido como Jan. Es un historietista autor de personajes tan populares en el mundo del cómic español como Pulgarcito o Superlópez. A los seis años se quedó completamente sordo. Fue entonces cuando sus padres le animaron a que se dedicara al dibujo, pues su discapacidad auditiva no suponía un problema para centrarse en esta especialidad. Pero Goya, Hockney o Jan son excepciones en un mundo que no entiende las diferencias.


Prevención entre los mayores a usar audífonos

Uno de los problemas a los que se enfrentan las personas de la tercera edad con respecto a la pérdida de audición es el prejuicio sobre la reacción de los demás si se tienen que poner audífonos.

Un estudio, realizado en Estados Unidos por la empresa Sivantos Inc entre los asistentes al congreso nacional Life@50+ (La vida después de los 50), revela que más de la mitad de las personas mayores encuestadas admitían tener algún grado de pérdida auditiva. Pero tan solo uno de cada seis llevaba audífonos.

La falta de revisiones auditivas es otro hándicap. Según la citada encuesta, el 14% de los encuestados se había realizado tan solo una o dos pruebas auditivas a lo largo de su vida. Por contra, el 16% nunca se había revisado la audición.

El miedo a ser considerado mayor y débil está en la base de aquellos que no utilizan audífonos. Lo que ignoran los encuestados es que son numerosos los estudios que demuestran que los audífonos sirven para mejorar la capacidad auditiva, pero también la calidad de vida. Y que no existe reacción negativa en el entorno si alguien empieza a usar audífono.


Las ayudas para comprar audífonos en EE.UU.

Saber lo que sucede más allá de nuestras fronteras puede darnos cierta perspectiva. ¿Sabías que la mitad de los estadounidenses reciben ayudas para la compra de audífonos? Un estudio revela que la mitad de los ciudadanos de aquel país que utilizan audífonos han logrado algún tipo de subvención para cubrir el coste de sus prótesis auditivas.

El 48% de los participantes en la encuesta MarkeTrak9 declararon que habían recibido ayuda financiera para costearse parte de los audífonos.

Las principales fuentes de financiación son las aseguradoras privadas, el Departamento de Salud de Veteranos y los programas de cobertura de la seguridad social estadounidenses como Medicare, HMO y Medicaid.


Los peligros del fútbol o la Super Bowl

La Super Bowl 50 ha terminado con la victoria de los Denver Broncos ante los Panthers. El quaterback de los campeones, Peyton Manning, fue el protagonista del encuentro, un partido que siguieron desde todos los rincones del planeta cien millones de espectadores. El espectáculo musical corrió a cargo de Beyoncé, Bruno Mars y Chris Martin. Y la interpretación del himno nacional fue para Lady Gaga.

Es un espectáculo nocivo para la salud. Los aficionados incluso juegan a batir el récord de estadio más ruidoso del mundo, establecido en 142.2 dB, el nivel de un motor de avión a reacción durante el despegue. Este deporte, como el fútbol, es un peligro. Por eso hay que ser prevenidos y usar protectores auditivos.

Existe también la tendencia a elevar el volumen del televisor cuando se ve en casa un partido. Conviene mantener el nivel en los márgenes de seguridad. La exposición prolongada a ruidos en torno a 85 dB o superior puede provocar la pérdida gradual de la audición.


No me hago el sordo

España vive momentos de incertidumbre política y social. Son tiempos nuevos, de horizonte desconocido. Lo que no cambia es el lenguaje empleado en medios de comunicación y sus tertulias. La manera de hablar indica una forma de ver el mundo. Y es aquí cuando nos cansamos de escuchar expresiones como “hacer oídos sordos”, “hacerse el sordo”, “sordos a las peticiones…” En fin, el catálogo se puede ampliar.

Usar la discapacidad auditiva como metáfora de la falta de entendimiento es viejo y denota cierta falta de respeto para un problema que en mayor o menor medida afecta a un millón de españoles.

Cambiar la manera de expresarse es un reto de modernidad, de cultura de la inclusión. Y ahí deberíamos estar todos.


Salud a las buenas ideas

NARP. El caso de Felisa Rodríguez es el título de un libro que firma Bernardo Atxaga. Se trata del noveno volumen de la colección Historias de la Clínica, una magnífica idea de la Clínica Universitaria de Navarra.

La protagonista, Felisa, padece síndrome neurodegenerativo NARP, que le provocó ceguera con dos años y medio de edad. Además, progresivamente fue perdiendo audición. A los 36 no tenía ninguna capacidad auditiva, hasta llegar a padecer una sordera profunda a los 36 años.

El mundo empezó a cambiar de nuevo para Felisa en 2001, gracias a un implante coclear. Mientras se escribía el relato fue intervenida del segundo implante coclear, todo motivado por su ferviente deseo de volver a oír de la mejor manera posible.

La enfermedad que padece es de origen mitocondrial y recibe este nombre del acrónimo de Neuropatía, Ataxia y Retinitis Pigmentosa, dolencias que en conjunto constituyen dicha patología.

Este es el noveno relato de la colección, que rinde homenaje a las personas que sufren enfermedad al tiempo que se erigen en lección de vida. De esta colección es Todo suena (2012), escrito por Lorenzo Silva sobre la historia de una paciente, Anuca Aísa, que superó la sordera gracias a dos implantes.