Archivo de March, 2016

Fumar nos hace sordos

Que fumar es nocivo para la salud es un asunto conocido y publicitado. ¿Pero puede afectar el tabaco a la audición? Pues sí. Tanto fumadores como fumadores pasivos tienen más posibilidades de sufrir una pérdida de audición. En el caso de los fumadores habituales, el porcentaje se sitúa en un 15% más frente a los no fumadores.

Este resulta ser un motivo añadido para dejar inmediatamente de fumar o al menos limitar el número de cigarrillos. Es también importante evitar la exposición al humo del tabaco ajeno. Así se reducirá el riesgo de sufrir una pérdida auditiva.

La investigación que avala estas informaciones viene del Centro de Sordera y Comunicación Humana de la Universidad de Manchester, en el Reino Unido. El estudio ha analizado el historial de 164.770 adultos de entre 40 y 69 años, a los que se les realizaron pruebas audiológicas entre 2007 y 2010. Las pruebas evidenciaron que los fumadores habituales presentaban un 15,1% más de riesgo de pérdida de audición que los no fumadores.

Otro asunto destacado que quieren poner de relieve los investigadores es que los fumadores que lo han dejado presentan una cierta disminución del riesgo de padecer una pérdida auditiva. Suponen que este hecho se debe a que una vez que se decide abandonar el hábito de fumar se suele llevar una vida más saludable en todos los aspectos.

Lo que todavía no está claro es qué provoca la pérdida de audición en fumadores: las toxinas del humo del tabaco, las enfermedades cardiovasculares que provocan los cambios microvasculares que afectan a la capacidad auditiva o ambos factores.


El ruido mata a las ballenas

Somos productores de ruido, engendramos violencia con la maquinaria, atentamos contra nosotros mismos: el ruido nos hace débiles, nos aleja de las personas, perjudica gravemente nuestra salud. Pero somos peligrosos también con el resto de seres humanos.

En torno una cuarta parte del mare Nostrum (el mar nuestro de cada día), el Meditérraneo, está sometido a ruidos submarinos por encima de los niveles apropiados para delfines y ballenas. Si alguna vez existieron en estas aguas las sirenas de las que hablaba Ulises, seguro que se fueron buscando otros mares de tranquilidad.

Los científicos denuncian que uno de los motivos de los varamientos de cetáceos está producido por las alteraciones en su sistema auditivo: desorientación e incapacidad de localizar a sus presas.

Los peligros a los que se enfrentan estos animales son fabulosos: las campañas para localizar hidrocarburos, los sonares militares, el tráfico marítimo, las actividades costeras… Los expertos han situado las zonas con mayor riesgo donde se buscan yacimientos de petróleo y gas. Para ello se usan cañones de aire comprimido de alta presión, que provocan explosiones que emiten ondas acústicas de enorme intensidad.

Las ballenas dependen del sonido para comunicase y los delfines utilizan el sónar para orientarse y localizar su alimento. El ruido afecta a la reproducción. También los ejercicios navales han causado varamientos masivos en las costas del Mediterráneo. Los cetáceos tienen en el sonido su medio sensorial por excelencia, pues por debajo de 200 metros en el mar no hay luz.


El uso de audífonos en Italia

La encuesta EuroTrak Italia, que trata acerca de la pérdida de audición y la utilización de audífonos en aquel país, revela que uno de cada ocho personas mayores de 18 años sufre una pérdida de audición. El estudio indica además que tres de cada cuatro (74,8%) de los italianos con pérdida auditiva no usan audífonos.

Se trata de estadísticas muy similares a las encuestas realizadas en otros países europeos y en Estados Unidos, donde uno de cada ocho y uno de cada diez, respectivamente, declara padecer una pérdida de audición. Pero existe una diferencia. La cifra de los que utilizan audífonos es menor que la de otros países europeos como Alemania, Reino Unido, Francia y Suiza. El 57% de los que llevan audífonos en Italia tienen un ajuste biaural, una cifra también inferior al resto de países del entorno.

La gran mayoría de las personas que usan audífonos (96%) tiene claro que su calidad de vida ha mejorado. Y también el 96% de usuarios de audífonos que aún continúan en edad laboral sostienen que son de gran utilidad para el desarrollo del trabajo.

El 57% de los usuarios de audífonos recibieron un reembolso parcial a través de terceras entidades por la compra de sus prótesis. Por otra parte, el 76% de las personas que no utilizan audífonos no sabían que la ley sanitaria permite percibir algún tipo de reembolso por la adquisición de las prótesis auditivas.

Los italianos no acuden con frecuencia a revisiones audiológicas. El 31% se ha hecho una revisión durante los últimos cinco años, en la mayoría de los casos con otorrinos. Y más de la mitad, el 54%, nunca se ha hecho pruebas de audición.

El estudio ha sido diseñado y ejecutado por la consultoría suiza Anovum y han participado más de 15.000 personas.

¿Para cuándo tendremos un estudio similar sobre España? ¿Algún día será posible que todas las personas con problemas de audición, de cualquier edad, puedan percibir ayudas para la adquisición de los audífonos?


Tapones para los conciertos de rock

El puntero grupo de rock Pearl Jam se ha unido a la cruzada para evitar daños en la audición por la música en los conciertos. Por ello ofrecerá tapones a los asistentes a sus actuaciones a cambio de simbólicos donativos. Lo que pretenden es concienciar del riesgo que supone escuchar la música excesivamente alta.

Esta iniciativa surge tras el acuerdo entre la banda y la organización MusiCares. Habrá edición limitada y habrá una mesa dispuesta en cada concierto del grupo para facilitar tapones para los oídos a aquellos espectadores que se preocupen por su salud auditiva.

“No seas descuidado y perezoso acudiendo a conciertos de rock o escuchando ruidosas melodías en tu viejo Walkman como hacía yo hace treinta años. Protege tus oídos o jamás podrás disfrutar de la quietud de un desierto o un bosque vacío como yo”, ha afirmado Jeff Ament, bajista de Pearl Jam.

Resulta curioso que se ponga en marcha esta campaña muy poco después de que se supiera que el cantante de AC/DC, Brian Johnson, podría quedarse sordo. Este es el motivo por el que el grupo australiano ha tenido que modificar la fecha de sus próximos conciertos.

Otros músicos como Pete Townshend, Eric Clapton, Ozzy Osbourne, Grimes, Phil Collins o Chris Martin han experimentado pérdida auditiva por su sobreexposición a la música.

Los músicos de rock son proclives a padecer sordera, pues están expuestos de manera continuada a niveles de ruido que sobrepasan con mucho los 85 decibelios, según informa la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Según datos de la SEORL, una tercera parte de la población del planeta y un 75% de los habitantes de ciudades industrializadas padecen algún grado de pérdida auditiva provocada por exposición a sonidos de alta intensidad.


Las mujeres se explican mejor

En una semana en la que se suceden los actos de homenaje a las mujeres nos llega una noticia que vuelve a poner sobre la mesa las diferencias. Las mujeres tienen menos problemas que los hombres para hablar sobre las dificultades para oír y la manera en la que la pérdida de audición dificulta la capacidad para la comunicación.

Así lo explica un estudio de una clínica de Massachusetts (Estados Unidos), publicado en la revista Ear and Hearing. La investigación revela que las mujeres duplican a los hombres en la facilidad para explicar sus problemas.

Un tercio de los encuestados ha declarado que en contadas ocasiones (o nunca) hablaban con otras personas de su pérdida de audición. Sólo un 14% había compartido su situación con los demás siempre o casi siempre.

Si la persona había comentado en ocasiones anteriores su problema y había recibido apoyo, la posibilidad de volver a referirse a la pérdida auditiva se duplicaba. La comunicación no tiene relación alguna con la gravedad de la pérdida auditiva.

Señala el estudio que la tendencia de los varones a comentar su pérdida de audición es hacerlo de manera directa, sin tener en cuenta que ello está obstaculizando su manera de comunicarse o que puede recibir ayuda de su interlocutor.

Jessica West y Konstantina Stankovic, autoras del informe pertenecen a la Universidad de Harvard y al hospital universitario de la Vista y el Oído de Boston. Según su experiencia, la manera en la que las mujeres afrontan el problema resulta positivo, pues reduce el impacto negativo de la pérdida de audición en la vida del paciente: “Esta estrategia ofrecerá una explicación sencilla y sincera de la pérdida de audición al interlocutor del acto comunicativo, recalcando el modo en el que puede ayudar a la persona afectada para oír mejor en ese momento”.


La prevención es lo primero

De las 360 millones de personas en todo el planeta que presentan pérdidas de audición consideradas discapacitantes, 32 millones son niños. Con la circunstancia agravante de que en su mayoría habitan en países de pocos ingresos.

La audición para los niños resulta vital para aprender a hablar, desarrollarse en el colegio y participar en la vida social. Si la pérdida de audición se diagnostica en edades tempranas resulta más sencillo enfrentarse al problema.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 60% de los casos de pérdidas auditivas en la niñez podría evitarse con medidas de prevención. Pero, ¿cuáles son esas medidas? Lo primero que hay que tener claro que todas las instituciones deben colaborar: gobiernos, organismos de salud pública, organizaciones sociales, instituciones docentes y los grupos de la sociedad civil.

La OMS aconseja una serie de medidas, como el reforzamiento de los programas de inmunización para prevenir muchas de las infecciones que conducen a la pérdida de audición tales como la rubeola congénita, la meningitis, las paperas y el sarampión. Más del 19% de la pérdida de audición en la niñez se podría evitar sin más que recurrir a la inmunización contra la rubeola y la meningitis.

También conviene desarrollar los programas de salud de la madre y el niño, para prevenir los partos prematuros, el bajo peso al nacer, la asfixia perinatal, la ictericia neonatal y la infección congénita por citomegalovirus.

En todos los países deberían ponerse en marcha pruebas de audición a los recién nacidos y lactantes e iniciar las intervenciones apropiadas para detectar a los niños con pérdida auditiva congénita o de aparición temprana. Los programas de pruebas de audición para recién nacidos deben aplicar un planteamiento centrado en la familia. Posteriormente estas revisiones deben extenderse a los centros escolares.

La formación es otro de los puntos importantes. Médicos y personal sanitario deben conocer la importancia de las otitis y de la necesidad de intervenir precozmente en la pérdida de audición.


Hay que cuidarse

El Día Internacional del Cuidado del Oído y la Audición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se celebra el 3 de marzo. Muchos países europeos conmemoran la fecha ofreciendo revisiones auditivas gratuitas en centros audioprotesistas. Aunque es conocido, conviene repetir que los tratamientos auditivos especializados sirven para mejorar la salud y la capacidad cognitiva. Y más aún si existe una pérdida de audición, tanto para niños como para mayores.

En torno al 17% de los adultos tienen una pérdida auditiva. Sin embargo, sólo uno de cada tres europeos busca tratamiento para su pérdida de audición con tratamientos auditivos especializados. Una décima parte de la población convive con una pérdida de audición sin tratar.

Las investigaciones científicas de los últimos años han puesto en evidencia que los tratamientos auditivos especializados sirven para mejorar la salud y la capacidad cognitiva de las personas con pérdida de audición. Además, los estudios muestran que la pérdida de audición sin tratar favorece el riesgo de sufrir un deterioro cognitivo y demencia. Otras investigaciones revelan que aumenta el riesgo de padecer depresión.

Pero hay que ver siempre el vaso medio lleno. Esos mismos estudios demuestran que el tratamiento auditivo especializado aminora el peligro de padecer un deterioro cognitivo. Estas personas viven más y tienen una mejor calidad de vida. Duermen mejor y mantienen alejados el estrés y la depresión.

Clave contribuye a mejorar la salud auditiva ofreciendo revisiones audiológicas gratuitas a los Amigos de Clave inscritos en la página web de la Fundación Oír es Clave. Además, con motivo del día del Implante Coclear celebrado el pasado día 25, la institución ha firmado un acuerdo con AICE para realizar estudios audiológicos gratuitos a los miembros de su Federación hasta el 31 de mayo de 2016. Para más información contacte con el teléfono: 91 192 22 50, (de 11:00 a 20:00h. de lunes a jueves) o escriba un email a: audiologia@fundacionoiresclave.org.