Archivo de January, 2017

Los problemas de la edad

Envejecimiento y pérdida auditiva son conceptos paralelos. La confluencia de ambos aumenta el riesgo de depresión, deterioro cognitivo o aislamiento social, según indican distintas investigaciones.

No han establecido todavía los especialistas las causas de la presbiacusia vinculada con la edad. Influyen las modificaciones en el oído interno según se va ganando en edad. Pero también intervienen factores genéticos, el ruido, el tabaquismo, la diabetes o algunos medicamentos.

Desde esta ventana no cejamos de recomendar la conveniencia de visitar periódicamente a un especialista que pueda evaluar la posible pérdida auditiva. Muchas son las señales: dificultad para escuchar por teléfono, no seguir las conversaciones o falta de compresión de lo que dicen los demás.

En la Fundación Oír es Clave (www.fundacionoiresclave.org) se puede evaluar la audición con los mejores profesionales y medios técnicos. Tras la evaluación y la explicación de los resultados se asesora sobre las distintas opciones posibles, desde la prevención al uso de audífonos. Todo con el objetivo de mejorar la calidad de audición y la vida.

Existen además amenazas, con un bajo porcentaje, pero ante las que hay que estar alerta. Según las últimas investigaciones, la pérdida de audición supone un factor de riesgo para padecer trastornos psicóticos. El análisis, publicado en la revista Neuroscience & Biobehavioral, evidencia un aumento de los casos de discapacidad auditiva en toda la tipología de trastornos psicóticos, como las alucinaciones, delirios y demás síntomas psicóticos.

El estudio explica que el posible mecanismo subyacente en la relación entre pérdida de audición y psicosis incluye el aislamiento, una teoría de la mente deficiente, alteraciones de verificación de fuentes y procesamiento vertical y de diferenciación. Para limitar esta posibilidad, los investigadores recomiendan una evaluación y tratamiento tempranos de la discapacidad auditiva en pacientes con psicosis, o con alto riesgo de padecer trastornos psicóticos, pues sería decisivo para su prevención y tratamiento.


Queremos disfrutar de los espectáculos

Para las personas con discapacidad auditiva asistir al teatro, cine o a alguna sala de conciertos suele ser una experiencia negativa. Según una encuesta, el 94% de los preguntados afirmaron que no podían disfrutar de los espectáculos.

El estudio, realizado en el Reino Unido entre personas con distintos grados de discapacidad auditiva, indica una realidad. Además, el 83% mostró su descontento por la falta de unos recursos que podrían proporcionales una accesibilidad total.

Se trata solamente de unos sencillos ajustes. Por ejemplo, el 73% apuesta por reducir el ruido de fondo cuando hay diálogos para mejorar la experiencia. Dos tercios de los participantes (el 66%) ponen el énfasis en disponer de un sistema de asistencia a la escucha. El 77% prefiere bucles magnéticos en lugar de los sistemas infrarrojo o FM.

La encuesta también evaluó la experiencia con los empleados de las taquillas, el bar del local, acomodadores y atención al cliente. El aspecto más destacado en este apartado es proponer que los trabajadores de los centros hablen con claridad y frente al cliente.

Los encuestados señalaron como positivo reducir el ruido de fondo en las áreas donde se sirve comida (51%), las taquillas (48%) y el bar del local (46%). Otra sugerencia consiste en habilitar zonas de silencio para comer o beber y poder disfrutar de conversaciones con familia y amigos.

Desde esta ventana animamos a empresarios y administraciones central, autonómicas y municipales de locales de cine, teatro y música a seguir incorporando medidas de accesibilidad. Todos los lugares de ocio se unen al amplio listado que CLAVE ofrece en su web de los lugares accesibles en las distintas provincias españolas: Guía de Lugares Accesibles (https://goo.gl/zB1GqD). Queda camino por andar. La misión de todos es lograr la plena inclusión. Y el ocio en este sentido es capital.


La accesibilidad acústica en hoteles, asignatura pendiente

Una mayor sensibilidad en el ámbito de la accesibilidad está propiciando que gobiernos y operadores de todo el planeta apuesten por hacer más fácil el turismo a los 1.000 millones de personas con algún tipo de discapacidad.

Preocupación social, pero además oportunidad de negocio. El mercado del turismo accesible representa el 27% de la población total y el 12% del mercado turístico, según datos del informe de la Unión Europea (UE) Economic Impact and Travel Patterns of Accessible Tourism in Europe. España es destino preferido de los turistas de mayor edad, colectivo donde hay más incidencia de pérdida auditiva. Las personas con más de 60 años serán el 22% de toda la población en 2050.

Madrid celebra la Feria Internacional de Turismo (FITUR) y desde esta ventana queremos poner el acento en la accesibilidad acústica en los hoteles de España. Invertir en accesibilidad acústica puede reportar beneficios, pues solamente en Europa conviven 71 millones de personas con problemas de audición. Una pequeña inversión abre el camino al aumento de la rentabilidad de los establecimientos.

La asociación “CLAVE, atención a la deficiencia auditiva” (www.oiresclave.org) dispone de un informe Accesibilidad en Hoteles para personas con discapacidad auditiva , donde se ofrecen consejos al sector hotelero para que adecue el espacio y elimine barreras con el objetivo de beneficiar a las personas con problemas de audición. El texto describe también las ventajas que otorga convertir un establecimiento en destino adaptado.

Las posibilidades incluyen medidas de decoración como el uso de alfombras, cortinas o mobiliario que reduzcan la reverberación. Otras opciones son disponer de despertadores vibrátiles o bucle magnético en recepción y salas de reuniones.


¿Influye el abuso de análgesicos en la pérdida de capacidad auditiva?

Un reciente estudio ha confirmado algo que anteriores investigaciones ya habían indicado: el abuso de ciertos analgésicos afecta a la capacidad auditiva. Se constata ahora que el uso excesivo de medicamentos adquiridos sin receta para paliar el dolor, como el ibuprofeno o el paracetamol, está relacionado con un mayor riesgo de pérdida auditiva.

Los nuevos datos proceden del trabajo realizado por el equipo del doctor Gary Curhan, del Brigham and Women’s Hospital en Boston (Estados Unidos). Las pruebas se realizaron solamente a mujeres. Aquellas que usaron de manera prolongada ibuprofeno o paracetamol durante 6 años o más presentaban mayor riesgo de pérdida auditiva que las que utilizaron estos medicamentos de forma continuada durante un año o menos. Se da la circunstancia de que en Estados Unidos dos tercios de las mujeres mayores de 60 años padecen algún grado de pérdida auditiva.

Queda todavía por conocer el mecanismo que interviene en este proceso. El estudio contó con datos de más de 54.000 mujeres con edades entre los 48 y los 73 años. Se analizó información sobre el consumo de aspirina, ibuprofeno y paracetamol.

El director del estudio señala que la magnitud de mayor riesgo de pérdida auditiva por el abuso de analgésico es pequeña, pues sólo el 5,5% de la pérdida auditiva experimentada por estas mujeres está vinculada al uso continuado de ibuprofeno y paracetamol. El peligro radica en la habitualidad del consumo de estos medicamentos. A partir de ahora, los investigadores pretenden analizar muestras más variadas de población.


Para que se garanticen los derechos de las personas sordas

En el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se ha celebrado la primera reunión con instituciones diversas y organizaciones que trabajan en el campo de la discapacidad auditiva para el desarrollo de la “Ley 27/2007, de 23 de octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas”.

El propósito de esta comisión es darle forma a un reglamento que el Gobierno se ha comprometido a impulsar durante este año. Y de fondo, que la ley tenga una aplicación efectiva que permita a las personas sordas disfrutar de sus derechos en todos los ámbitos.

Desde aquí queremos reivindicar la búsqueda de datos reales sobre las personas con problemas de audición, tengan o no el reconocimiento de un grado de discapacidad superior al 33% (el porcentaje que permite ser perceptor de ayudas y servicios) y el sistema de comunicación que utilizan. Porque mientras no se tengan datos reales no es posible planificar ni cuantificar económicamente las decisiones adoptadas.

El encuentro fue presidido por el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, quien declaró que lo importante es que el desarrollo de la ley sea transversal. Lo más inmediato es crear un calendario de trabajo y un borrador del reglamento. La próxima reunión está prevista para el mes de febrero. Sin embargo, en el grupo no hay representantes de otros ministerios, como el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte o el de Empleo y Seguridad Social cuando se supone que el desarrollo de la ley incorporará medidas que tendrán repercusión presupuestaria pues tienen que tener en cuenta los principios de no discriminación, transversalidad, accesibilidad universal, libertad de elección y normalización conforme se indica en el artículo 5, del título preliminar de dicha ley. Sería deseable que el reglamento fuera útil y pudiera garantizar el cumplimiento de todos ellos para que las personas con sordera y sordoceguera puedan participar en la sociedad en condiciones de igualdad.


Otra víctima de la música

Midge Ure se une a la lista de músicos que sufren pérdida de audición provocada por su carrera artística, como Luis Miguel, Brian Johnson, Pete Townshend, Eric Clapton, Ozzy Osbourne, Grimes, Phil Collins o Chris Martin.

Las bandas en las que Ure ejerció como líder, Ultravox y Visage, forman parte de la historia del pop. Aún permanece en activo, pero el músico escocés padece pérdida de audición y tinnitus. Él mismo ha reconocido que el constante pitido en sus oídos le acompaña a todos los lugares. También ha explicado que cuando acude a restaurantes le resulta difícil comunicarse si existe ruido de fondo.

No quiere que los problemas auditivos que le hacen más difícil su vida diaria afecten a su música y sigue empeñado en dar conciertos. Para limitar los daños, Midge Ure usa tapones hechos a medida con los que puede escuchar durante las actuaciones.

Atrás quedaron muchos momentos irrepetibles. Pero un día, mientras grababa en el estudio, se percató de que la existencia de un pitido en los oídos. Ya nunca se fue. Él sigue tocando, a pesar de su tinnitus. Y avisa que mientras tenga buena salud no se retirará.

Los riesgos no son exclusivos de los músicos. El peligro para los asistentes a un concierto comienza a partir de los 85 dB. La exposición prolongada a altos niveles de ruido causa lesiones que afectan a la audición. Hay dos maneras de frenar el peligro: el uso de tapones y alejarse de la fuente sonora. Separarse de los altavoces es un buen consejo. Por ejemplo, los empleados de discotecas ya utilizan para reducir el impacto de la música alta. La música es una delicia, pero su manera de escucharla puede dejar lesiones irreversibles. En la Fundación Oír Es Clave puedes encontrar medios para proteger tu audición.


El mercado de los audífonos en España

El año que nos acaba de dejar se ha cerrado con 185.000 audífonos vendidos en nuestro país, lo que supone un aumento por encima del 2% con respecto al año anterior. Sin embargo, la cifra es menor a la alcanzada en los diez últimos años en España (el 3%) y en el mundo (5%).

Son datos de un estudio realizado por GEA acerca del mercado de los audífonos. Son más de 110 millones las personas en todo el planeta que usan audífonos. En España, el 22% de los mayores de 50 años sufren deficiencia auditiva.

La comunidad autónoma líder en la venta de audífonos es Cataluña, con cerca de 27.700 unidades vendidas (un 15% del total). Detrás se sitúa Andalucía, con 24.000 unidades (un 13% del total). Se da la circunstancia de que es Andalucía la comunidad que ha tenido mayor crecimiento respecto a 2015. Luego vienen Madrid y Comunidad Valenciana con 18.500 unidades cada una (el 10% del total).

Entre las regiones donde se venden menos audífonos están Asturias y Cantabria, con 9.200 unidades (el 5% del total). Cierra la clasificación Extremadura, con 8.300 (un 4,5% del total).

Según el estudio, en 2015 el 83% de los audífonos fueron vendidos en clínicas audiológicas y ópticas. Mientras que en 2016 apenas se han comercializado en estos establecimientos el 70%.


Cosas de la edad

La pérdida auditiva asociada a la edad es uno de los problemas a los que hay que enfrentarse. Lo que sucede es que muchas personas no saben que padecen problemas auditivos pues esta pérdida de audición se va generando de manera lenta a lo largo del tiempo.

La presbiacusia, pérdida de audición relacionada con la edad, afecta de manera común a personas mayores. Normal. Todo el mundo pierde capacidad auditiva de manera gradual al ir envejeciendo. Un tercio de las personas entre 65 y 74 años cree que tiene pérdida de audición. En torno a la mitad de aquellos que superan los 77 años sufre una pérdida de audición vinculada con la edad. Y al llegar a los 80, la mayoría padece algún grado de pérdida auditiva. Como la esperanza de vida es muy alta, cada vez afecta a más personas.

¿Pero cuáles son los síntomas? Uno de los habituales consiste en la dificultad para escuchar sonidos de alta frecuencia. También resulta muy común tener problemas para oír bien en circunstancias con ruido de fondo.

Gracias a los audífonos es posible tratar la pérdida de audición relacionada con la edad. Además, como demuestran las investigaciones, el uso de audífonos frena la aceleración del declive cognitivo en la tercera edad y mejora la calidad de vida. Otras ventajas: mejora la comunicación, facilita la participación en actividades de grupo, mejora las relaciones familiares y aporta seguridad en el entorno personal.

Por eso es muy importante acudir a revisiones audiológicas periódicas. En la Fundación Oír es Clave (http://www.fundacionoiresclave.org/ se evalúa la audición con los mejores medios técnicos. Tras los resultados, la entidad ofrece su asesoramiento sobre las posibles opciones, desde la prevención al uso de audífonos.